Añadas 2009 y 2010 excelentes en la D.O. Ribera del Duero.

La Ribera del Duero sigue conquistando paladares y corazones. Una vez más, Ribera del Duero es una de las zonas vitivinícolas más importantes del país, siendo de las zonas con más producción de uva y donde la calidad se consigue con trabajo, cuidados y mucho esmero, siendo una disciplina muy bien llevada a lo largo de muchos años.

Ribera del Duero Vinos

Todo este tiempo de trabajo, está dando sus frutos, y podemos comprobar como en las añadas de 2009 y 2010 en la Ribera del Duero, han ido acompañadas de vinos marcados por la gran presencia de fruta, pero que en muchos otros vinos, se exceden en los tiempos de barrica, dando más importancia a los matices que aportan las barricas al vino que a los matices que nos puede aportar los suelos, las fermentaciones o en la misma fruta.

Los catadores de la Guía Peñin, ya se han dado cuenta de que en la D.O. Ribera del Duero, algo está cambiando y han reafirmado que las añadas 2009 y 2010 en la D.O. Ribera del Duero rozan la perfección. Su director Carlos González, que junto con su equipo de catas, están preparando ya la Guía Peñin 2014, están sorprendidos de las grandes puntuaciones que van obteniendo los vinos de la Ribera del Duero, confirmando que las media en las puntuaciones, son las más altas de toda la historia de la Guía Peñin.

En la Guía Peñin, al igual que el crítico Neal Martin, están de acuerdo con el gran abuso de los tiempos en barrica, que en ocasiones son excesivos. Neal Martin en su primer y último informe sobre los vinos de la Ribera del Duero, ya señaló estos consejos y que parece que poco a poco, las bodegas van adaptándose a las exigencias y demandas del consumidor, que últimamente se está decantando por vinos con mucha más presencia de matices frutales y con ligeros y no muy excesivos tránsitos por barrica.